prueba1

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Hoy se conmemora desde el 25 de noviembre de 1981 que se estableció El día Internacional de la no violencia contra la mujer, este día se nombró por el lamentable hecho en Republica Dominicana, por el asesinato de las tres hermanas Mirabal, hecho que tuvo lugar el 25 de noviembre de 1960, por ordenes del entonces dictador dominicano Rafael Léonidas Trujillo.
 
En 1993 las Naciones Unidas aprobó la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en la cual se definió la “violencia contra la mujer”
 

 Todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción, o la prohibición arbitraria dela libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la vida privada.

 
Y así comienzo este escrito, retomando la historia y colocando los puntos importantes y la declaración por la cual se conmemora este día, mucha gente se pregunta ¿por qué no un día para la defensa del hombre?, y si. los sentimientos son iguales para todos, pero en realidad hay ciertas características que nos identifican,y nos diferencian a los hombre y las mujeres, en algunos casos más marcados que otros por los que la mujer ha padecido y en algunos países aún continúan padeciendo, vulnerando sus derechos, vejaciones y considerando a la mujer ciudadana de segunda clase. De un tiempo a esta parte el hombre abusó de su fuerza física, y de su posición en la sociedad, con el machismo desmedido, de absurdos dichos como “el hombre siempre cae parado”, esta frase que quiere decir que la mujer no?, que haga lo que haga el hombre estará bien visto, y es por ello que la mujer ha ido revelándose, creciendo, evolucionando, desarrollándose, y tomando un papel protagónico en la sociedad, con igualdad de derechos,condicione, etc.
 
La violencia en general es un tema desagradable, pero creo que lamentablemente existe desde los comienzos de la humanidad, y somos los causantes, mal humano. Me centraré en este caso específico por el cual haré un paréntesis, y contaré un poquito de mi historia, y en el cual no hubo elección, creo en los primeros días de mi niñez nunca entendí ciertos gritos y aunque había amor, había violencia, por mala educación creo yo, por machismo inculcado, por una sociedad enferma, papá diciéndole a mamá cómo vestirse, cómo actuar, y hasta a no revelarse, mamá intentando defender su condición de mujer, madre, ella eligió tener tres hijos a temprana edad, y el hombre que tenía al lado, y aunque todo tuvo oleadas de tranquilidad,también de mucho cause, al fin ella murió, y mi padre se murió con ella de cierta forma, y estábamos los tres desconcertados, aún niña no comprendía bien, y si conocí la muerte sin querer entenderla aun, y creo que el nos dejo de lado y centró su vida en sus carencias, que en apoyar las nuestras, no le tengo ningún rencor, pero si me hizo falta, lo intento pero siempre digo mamá quiso “dejar un roble y solo dejo un tallo que se quiebro el día que ella partió”.
 
Preso de sus emociones, de sus impulsos, y que no sabía que hacer con tres hijos, no le tengo rencor recalco, pero si nos causó daños que gracias a la fortaleza de nuestros corazones hemos podido vencer, y siempre seguiremos luchando para ello.

 

Pero mejor sigo hablando de mí:
 
Hubo un momento en mi vida, que aveces no me reconozco, ya más grande, me enamore creo yo, y aunque mi madre fue mi héroe, también me confundió, en algunas razones para amar, no importaba cómo, porqué, y lo que haga la otra persona, y uno quedaba en segundo lugar, en fin, aquí comienza otra etapa que marcó mi vida, conocí a este ser con el cual conocí nuevos sentimientos, puros inocentes, dulces, y jamás pensé lo que venía, al pasar esa etapa, empezaron los celos desmedidos, y la primera cachetada, que escribiendo ahora, retumba en mis recuerdos por no comprender que había hecho claramente abusando de su fuerza física, nunca le conteste, ya ahí comenzó, una serie de palmadas al alma, y las súplicas de perdón, porque no había un moretón, eso no es golpe, no va a volver pasar decía el, –se que muchas mujeres tienen vergüenza de contarlo, y que en ese momento se preguntan ¿por qué no lo dejó?, ¿porque no puedo?, ¿que pasa conmigo?, ¿tan poquito me quiero?, se vuelve como una adicción, quieres irte, pero se hace complicado–, prosigo, algún día fueron dos cachetadas de ida y vuelta, y cuando no hiciste nada te preguntas pido disculpas, que hice para merecerlas, actos fortuitos, que lastiman el alma, claro que hubo mucha violencia psicológica, de soy tu primer hombre, y claro me refiero al sexo, vas a estar con otro serás una “puta”, entre una serie de insultos e improperios que no merecía, que menguaron en mí, y si también me engañó; Y en fin a lo que quiero llegar contando un extracto de mi historia, es que en algún momento de esta relación, nefasta, involutiva, pensé esto no es saludable, esto no es amor, esto tiene que acabar, por qué yo esperaba más de la vida, de mi existencia, y así fue, acabo, acabe, lo enfrente, sin ganas de disculparlo, pensando en mí, en mis intereses y sueños.
 
Cuando acabó me sentí algo desconsolada, sola, sin amigas, pero conmigo misma, y emprendí el vuelo, me entendí, volé como una avecilla liberada, estaba tan embelesada con todo, lo que me estaba perdiendo, que la vida no es sufrir, de lo hermosa que es la vida, de las oportunidades que pueden fluir, de los caminos que puedes crear, en mi caso no tome terapias (Pero si lo necesitas, es muy necesario hacerlo, busca ayuda), pero encontré salidas, utilice mis emociones para crear, y me ame con todo mi corazón, ahora tengo una relación saludable, cuesta confiar, pase mucho tiempo sola en la cual me protegí, me quise y saboree también ese momento de mi vida, porque una cosa que comprendí muy bien, es que hay que darle ese espacio lindo a esa persona, a tus pasiones,sueños, tu familia, los buenos amigos, y a seguir luchando por ser mejor cada día, no puedo ser igual que ayer, quiero ser mejor, obtener más sabiduría, y seguir soñando hasta el último suspiro.
Por eso este día es importante, yo no soy feminista, soy humanista, aprecio la vida, y a los seres humanos como tal, pero también reconozco los abusos, y viendo los alcances de feminicidio que existen, la idea es abolir el maltrato a la mujer, y aunque estableciendo leyes tenga que ser el camino, porque ello debería estar en la crianza en los valores en el respeto mutuo, no permitir un insulto, un golpe, nada que mancille tu vida, vales mucho, y que nadie te haga creer lo contrario, seguir luchando, emocionándote con cada día, y asumiendo tu vida y tu fortaleza.
 
“No me siento una victima, si no una luchadora, alguien que se ama y puede amar, con todo lo que se venga, asumiendo la alegría, la tristeza por su naturaleza, que todo vuelve a su case, que hay que romper las cadenas, que si se puede avanzar, que es tu decisión ser feliz, una apasionada de la vida, que aprendió a que cada instante tiene valor glorioso en la existencia.”

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Katheryn Berrios

Diseñadora& Artista , indumentaria, visual, escritura, ilustración digital, explorando, las vertientes , con el objetivo de exponer y diversificar su expresión en un universo de creación.