portada poema

Muerte

Este es un poema dedicado a la partida de mi madre, en el momento en que solté su mano, en el caí, y por primera vez vi el mundo con otros ojos, sin saber llorar, o reír, ser fuerte, o derrumbarme, ahora puedo expresarme con lenguajes de formas diversas, la expresión artística, la invención, la transgresión y las voces ahogadas de aquellos años se fusionaron en el viento. Aquí también les muestro una imagen que he creando en intervención de forma digital, utilizando diferentes herramientas  de este medio, en el cual quiero expresar que cada una tomo su rumbo, el sendero, aunque así no lo decidimos solo nos toco aceptar e ir …..

Muerte

Y así la muerte despierta a los que duermen para emprender la partida,

así la vida es sueño, el sueño es vida,

y siempre tratando de dar pisadas fuertes, huellas del recorrido,

amor sin barreras de tiempo y espacio,

así el cuerpo yace tendido sin más, esparciendo esencias de los recuerdos

en las miradas eternas, en los besos repartidos;

 

Y si fluyeran ríos por todas las lágrimas que caen sin cesar,

y es que el alma rebalsa cuando no se puede gritar,

Y despierta el caudal, que no limita el recorrido,

sin calma, alborotado, enrumba misión,

derribar a su paso esas sensaciones sin control,

que perturban la calma o emocionan,

desequilibrando ejes, puntos de fuga.

 

Siempre el viento, ¡ah! nostálgico viento que regresas sensaciones,

me elevas y me transportas a momentos eternos brillosos, dolorosos,

desconcertantes, pero ciertos y eternos,

Te esperaba con ansias, casi ni comprendía los llantos,

Te esperaba con mi corazón en ebullición,

Te esperaba con los brazos abiertos,

Te esperaba para reírnos de los miedos,

Te esperaba por qué esperarte era un consuelo………¡fe le llaman, no¡

 

Aun así sentí frió al asomarme por la ventana, media sonrisa, medio llanto,

Y vi las miradas, y mi corazón palpitaba, acelerado, asonante,

Si sentí un miedo intenso, en aquellos minutos,

Y lo supe, palpe el dolor, la realidad, caí estrepitosamente,

nunca descendió no la vi más,

— Ni sentí esa seguridad de tus manos acariciándome mientras dormía—

 

Es así que me observo sentada asumiendo una pérdida real,

te habías ido, te había perdido, fue contra tu voluntad, fue contra la mía,

Se abría otro sendero, una realidad que desconocía, que tocó mi alma,

con furia por primera vez, sacudiéndome por la eternidad…

 

 

 

Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es katherynberrios.com está bajo una licencia de Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional de Creative Commons.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest1

Katheryn Berrios

Diseñadora& Artista , indumentaria, visual, escritura, ilustración digital, explorando, las vertientes , con el objetivo de exponer y diversificar su expresión en un universo de creación.